Calderas de Biomasa

Las calderas de biomasa son equipos compactos diseñados para la producción de calefacción en viviendas unifamiliares, edificios de viviendas, locales y negocios mediante la combustión de materia orgánica como puede ser el pellet, hueso de aceituna, cascara de almendra etc.

En la actualidad existen calderas de biomasa con rendimientos superiores al 90% y con sistemas de limpieza automática del hogar de combustión y del sistema de intercambio de los humos para que se mantenga el rendimiento constante durante el funcionamiento de la caldera. Por este motivo y porque el precio de la biomasa es considerablemente inferior al del resto de las energías convencionales, el instalar una caldera de biomasa se convierte en la opción más económica para calefactar su vivienda.

A parte del aspecto económico cabe resaltar que las calderas de biomasa ayudan a reducir el efecto invernadero ya que con la combustión de la biomasa se produce el balance nuetro de C02, es decir, que el C02 que absorben las plantas durante su crecimiento es el mismo al que emite la caldera de biomasa durante la combustión.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la biomasa es un producto autóctono de la península y no se vé afectado por cuestiones políticas ni depende de mercados internacionales como ocurre con los combustibles fósiles.

Ventajas de la Biomasa

La primera ventaja que encontramos es que reciclamos subproductos considerados como residuos para convertirlos en combustible, un claro ejemplo es el hueso de aceituna que es un subproducto generado en la extracción del aceite.

La combustión de la biomasa no contribuye al cambio climático ya que tiene un balance neutro de C02

La biomasa representa un ahorro y un beneficio económico, ya que su precio es menor en comparación con los combustibles de residuos fósiles.

Por sus costes competitivos contribuye a la generación de empleo ya que es un sector en auge.

El aprovechamiento energético de la biomasa tiene como ventaja social que contribuye al desarrollo rural y a que se reduzcan las desigualdades entre regiones. Y es que ayuda al tejido industrial y a la mano de obra en el entorno rural.

Favorece de esta manera que disminuyan el abandono del mundo rural y los desequilibrios de éste frente al urbano.

Preguntas Frecuentes

La biomasa es la utilización de la materia orgánica como fuente energética.
Por su amplia definición, la biomasa abarca un amplio conjunto de materias orgánicas que se caracteriza por su heterogeneidad, tanto por su origen como por su naturaleza, aunque las más conocidas son el pellet, hueso de aceituna y cascara de almendra.

El principio de funcionamiento de prácticamente todas las calderas de biomasa es el siguiente:

  • Silo: Las calderas de biomasa necesitan un silo de almacenamiento del combustible desde el que un tornillo sin fin irá dosificando el combustible a la caldera.
  • Camara de combustión: en la camara de combustión es donde se realiza la combustión. Para inciar la combustión, una vez que el tornillo sinfin a hechado una cantidad determinada de combustible en el hogar se enciende una resistencia y empieza a soplar una turbina.  Una vez detecta la llama se apagará la resistencia y la caldera irá dosificando combustible y aire en función de la demanda de la instalación.
  • Pasos de humos: los pasos de humos son las vueltas que tiene que dar el humo resultante de la combustión antes de salir por la chimenea. La función de los pasos de humos es hacer que el humo de la combustión le ceda el calor al agua que contiene la caldera. Hoy en día los fabricantes se han decantado por calderas con pasos de humos verticales para poder automatizar la limpieza del intercambiador.

Todas las calderas de biomasa son capaces de generar Agua Cliente Sanitaria pero por sus características físicas y su funcionamiento no pueden hacerla de forma instantanea, por lo que habría que poner un depósito de ACS externo.

Calderas de Biomasa