Reparto del consumo de calefacción en Comunidades

Normativa:

Según la “Directiva Europea de la Eficiencia Energetica 27/2012/UE”, a partir de 31 de Diciembre de 2016, todos los edificios de viviendas que dispongan de calefacción central, deberán de tener un sistema de contabilización de consumos de Calefacción para cada unos de los usuarios del edificio.

No obstante, el gobierno español, al estar en funciones, aún no ha traspuesto la parte de esta ley referente a los contadores de energía por lo que todavía no es obligatoria su instalación.

Por tanto, aunque no sea obligatorio desde el punto de vista normativo a día de hoy, en edificios existentes con instalaciones de calefacción centralizada es muy aconsejable la instalación de contadores de energía o repartidores de costes junto con válvulas termostáticas en los radiadores, puesto que es una medida de gran racionalidad técnica y rentabilidad económica.

Explicación Técnica:

Existen en la actualidad dos sistemas para realizar la medición del consumo de calefacción, y se optará por uno u otro en función del tipo de instalación del edificio.

Tipos de instalación de calefacción en edificios:

  • Por Anillos: Este tipo de instalación es el más común para edificios con una antigüedad menor de 30 o 40 años. La instalación de calefacción por anillos es aquella en la que a cada vivienda le llegan dos tubos (ida y retorno) y ya reparte dentro de la vivienda, ya sea en monotubo o bitubo.
  • Por Columnas: Este tipo de instalación es más común encontrarla en edificios de más de 40 años de antigüedad. En esta instalación el reparto se realiza por las cocheras y bajos del edificio y suben columnas que alimentan las mismas habitaciones de distintas plantas. Por ejemplo, una columna podría alimentar el radiador del cuarto de baño del primer piso, del segundo piso y así sucesivamente.

Instalación en Anillo

instalacion anillo

Instalación en Columnas

Instalación en columnas

Una vez vistos los tipos de instalación que puede tener un edificio, veamos qué métodos de medición de consumos podemos emplear:

  • Contadores de Energía: Este es el método de medición más fiable y sólo se podrá instalar en las instalaciones del tipo Anillo. Este contador se pondrá en la tubería de entrada a cada vivienda con una sonda de temperatura en la ida y otra en el retorno. La medición de la energía es muy exacta ya que contamos los litros que entran a la instalación y el diferencial de temperatura (diferencia entre la temperatura de ida y de retorno). Dentro de los contadores de energía se puede elegir entre contadores de lectura directa (el portero podría hacer la lectura de igual forma que lo hace con los del Agua Caliente Sanitaria) o lectura indirecta, mediante centralitas y M-BUS.
  • Calorimetros o Repartidores de Costos: El repartidor de costos es un aparato que mide el consumo de calefacción de cada radiador, por lo tanto habría que poner un calorímetro por cada radiador que halla en una vivienda. El calorímetro se atornilla al radiador mediante un accesorio de anclaje y realiza la medición en función de la temperatura del radiador, de la temperatura ambiente y del modelo y longitud del radiador. Las lecturas de los calorímetros se realizan via radio y generalmente esta medición la realiza una empresa externa, por lo que es un coste adicional.

Contador de Energía

contador termico honeywell

Repartidor de Costos

repartidor de costos honeywell

Sistemas de control de la instalación:

El fin de esta directiva europea es la del ahorro energético y de nada sirve que se instale un sistema de contabilización de la energía si cada vecino no tiene la posibilidad de inter-actuar sobre el sistema de calefacción de su vivienda.

Tipos de sistemas de control:

  • Termostato Ambiente y válvula de 2 o 3 vías: Este sistema de control solo es válido para las instalaciones en anillo. El sistema consta de un termostato (cableado o inalambrico) que se instala en una habitación de referencia de la vivienda como puede ser el salón y de una válvula de 2 o 3 vías que se instala en la tubería de entrada a la vivienda. Cuando la vivienda alcanza la temperatura establecida en el termostato, la válvula cierra la entrada hacia la vivienda, cortando así la calefacción.
  • Válvulas Termostáticas: Este sistema es válido tanto para la instalación en anillo como por columnas. El sistema consiste en cambiar las válvulas tradicionales que tienen los radiadores por válvulas con cabezal termostático. En cada cabezal termostático se establece la temperatura deseada y cuando esa temperatura se alcanza la válvula se cierra y ese radiador dejará de funcionar.

Conclusión:

Con un sistema de contabilización de consumos por viviendas se está ofreciendo el derecho de pagar en función del uso que se hace de la instalación.

Así, aquellos usuarios que gasten menos energía en calefacción, tanto por su régimen de actividad (por ejemplo: cierre de radiadores en habitaciones sin uso o ausencias prolongadas), como por las características de su vivienda o local (por ejemplo, pisos intermedios orientados al sur) o por las mejoras que hayan introducido (por ejemplo, ventanas con buen aislamiento), pagarán menos proporcionalmente por los gastos de calefacción.

Además, según el IDAE ( Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía) y por las experiencias en países de Europa desde hace más de cuarenta años, se puede alcanzar un ahorro de energía superior al 30% para el conjunto de los usuarios con el reparto individualizado de los gastos.

Por lo tanto, la implementación de un sistema contabilización de consumos individual hay que verlo como una oportunidad para aumentar el confort para los usuarios y para conseguir un ahorro energético y económico.

Comparte este post

Comentario (1)

  • Nono

    Muchas gracias por el articulo, todo mucho más claro.

    2 noviembre, 2017 at 9:18 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *